En raras ocasiones puede que tengas que realizar un chequeo del sistema de ficheros para reparar un volumen persistente roto.

Desbloquea el volumen persistente

  1. Arranca Tails sin abrir la persistencia, y añade una contraseña de administración.

  2. Elige Aplicaciones ▸ Utilidades ▸ Discos para abrir GNOME Disks.

  3. Haz click en el panel de la izquierda que corresponde a tu memoria USB de Tails.

  4. En el panel de la derecha haz click en la partición etiquetada como TailsData LUKS.

  5. Haz click en el botón Unlock para desbloquear el volumen persistente. Entra la frase contraseña del volumen persistente y haz click en Desbloquear.

  6. En el diálogo de confirmación, entra tu contraseña de administrador y haz click en Autenticar.

  7. Haz click en la partición TailsData Ext4 que aparece debajo de la partición TailsData LUKS.

  8. Identifica el nombre del Dispositivo de tu volumen persistente que aparece debajo de la lista de volúmenes. Debería parecerse a /dev/mapper/luks-xxxxxxxx. Haz un click triple para seleccionarlo y presiona Ctrl+C para copiarlo al portapapeles.

Comprobar el sistema de archivos usando la terminal

  1. Choose Applications ▸ System Tools ▸ Root Terminal and enter your administration password to open a root terminal.

  2. In the terminal, execute the following command, replacing [device] with the device name found in step 8:

     fsck -y [device]
    

    To do so, you can type fsck -y  and press Shift+Ctrl+V to paste the device name from the clipboard.

  3. If the file system is free of errors, the last line from the output of fsck starts with TailsData: clean.

    If the file system has errors, fsck tries to fix them automatically. After it finishes, you can try executing the same command again to check if all errors are solved.